<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\07527235744\46blogName\75Sellos+Postales\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75LIGHT\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://sellospostales.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_CL\46v\0752\46homepageUrl\75http://sellospostales.blogspot.com/\46vt\758276859780152941405', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

01 mayo, 2006

Marco Teórico: Filatelia

La Filatelia.

La filatelia, etimológicamente proviene de dos palabras griegas "filos" y "atelia", la primera significa amigo, aficionado, mientras que la segunda es un sustantivo que se refiere a todo lo que implique franqueo, por lo tanto, la palabra filatelia significa: amor a todo lo relacionado con el franqueo.

El primer coleccionista de sellos postales fue conocido como el doctor Gray, funcionario del museo Británico. En definitiva, la filatelia es una actividad donde se colecciona y estudian los sellos postales, por su valor cultural, se puede decir que la filatelia es una fuente de enseñanza, en algunas literaturas se le considera como una disciplina auxiliar de la historia. Además lleva unida la palabra colección, pues se trata de tener un concepto de orden, criterios de agrupación, investigación, estudio, análisis, etc. La filatelia sin lugar a dudas, es un puente de unión entre el hombre y su historia, es una actividad que nos permite conocer otros lugares, otras costumbres, pues a través de las imágenes abre un panorama y la interpretación del conocimiento histórico de las diferentes épocas en que fueron interpretadas, son un documento que expresa la ideología de un gobierno.

Los orígenes de la filatelia

El estudio y la colección de sellos postales se inicia poco después del uso de las primeras estampillas, ya en el año 1854, aparece en España la primera casa dedicada a la venta de estampillas y en 1864 se publica el primer Manual de coleccionistas de estampillas de correo, el material para dicho catálogo fue dado por la gran cantidad de sellos emitidos, tanto el éxito como los ingresos de este sistema de franqueo son los que motivan a varios países a adoptarlo, para empezar a emitir sus propios sellos postales.

La actividad puede ser orientada en dos partes, una dedicada a la reunión de sellos postales por países, es decir, una reunión de todas las emisiones de un país determinado, ordenándolos de manera cronológica, la otra es reunir los sellos de cualquier país pero que tiene un tema común que los identifica, a ésta última se le conoce como filatelia temática, esta reunión se realiza en un plano lógico y bien estructurado, es decir, todo gira alrededor de un tema predefinido. Esta última modalidad de filatelia se divide en dos que pueden ser: colecciones temáticas por la imagen (aquí se muestra a un sujeto que es común) y colecciones temáticas por la idea (aquí se muestra el desarrollo de un tema especial, no necesariamente la misma imagen o sujeto).

Pero los filatélicos no solo coleccionan lo que llamamos estampillas, también recopilan todas las cosas que tengan que ver con la correspondencia, como sobres, timbres, matasellos, marcas etc. De acuerdo a lo que se ha señalado antes de la aparición del primer sello postal en el año 1853 en Chile, existió un período donde la correspondencia y su franqueo, se señalaban con marcas llamadas FRANCAS, a este período se le define como Prefilatelia. En Chile la primera carta que fue despachada oficialmente fue la carta que dirigió Pedro de Valdivia a los reyes de España.

Los filatelistas asignan valor a cada pieza, ellos se dedican a estudiar los sellos en su totalidad, analizan los colores, las fechas de emisión, el dentado, si lleva o no timbres, si están perforados si están bien o no impresos etc., es curioso para quienes no poseen una cultura filatelista, pero para ellos los sellos que poseen errores de impresión tienen un gran valor sobrepasando inclusive a aquellos que no tienen ningún detalle fallido, a estos sellos con algún detalle de impresión se les conoce como los famosos "ERRORES", los ligeros cambios pueden ser producto del cambio en los colores de la impresión o en el diseño, otros pueden ser texto mal escrito en el diseño del sello, colores que no se imprimen, ilustraciones con algún detalle imperceptible para la vista pero de gran notoriedad al analizarlo, los errores con mas valor en la filatelia son los llamados "centro invertido", y corresponden a los sellos emitidos en la época que se utilizaba solo dos pliegos, unos para el marco, otros para el centro. El sello más valioso para la filatelia chilena pertenece a Don Rene Lazo Fernández, y es precisamente el diseño mal impreso de un sello de centro invertido, corresponde al sello de 1 centavo en verde, de la serie del centenario (1910).

El mundo en la actualidad está lleno de filatélicos, y también son millones de asociaciones filatélicas en todo el planeta. Y cabe señalar que la actividad de coleccionar sellos postales, independiente de quienes se dediquen a un estudio sigiloso de ellos, corresponde a una de las actividades a nivel mundial con más adeptos.

Sociedad Filatélica de Chile

En Santiago funciona hace más de un siglo, la Sociedad Filatélica de Chile, fue fundada el 15 de marzo de 1889, siendo una de las instituciones culturales más antiguas del país. Entre sus fundadores se encuentran connotados filatelistas entre ellos: Ramón Laval, Samuel Ossa, Germán Greve y José Miguel Besoaín. La sede de Santiago cuenta con una biblioteca, remates, periódicos, boletines etc. En sus inicios partió como "Club Filatélico" hasta el año 1892, es en esta fecha donde se designó como Sociedad Filatélica de Santiago y en el año 1899 su nombre queda como SOCIEDAD FILATÉLICA DE CHILE.

La Sociedad Filatélica pertenece a la Federación Internacional de Filatelia (FIP), y a la Federación Interamericana de Filatelia (FIAF). Su sede en Santiago está ubicada en la comuna de Providencia, en ella se organizan conferencias, charlas, exposiciones, dispersiones, reuniones de directorio y de camaradería, con la activa participación de los integrantes que la componen, que hasta la fecha suman 293 socios inscritos, 144 de Santiago, 82 de regiones y 67 en el extranjero. (Catálogo Temática 2004.p.5)

Además forma parte de la Comisión de Estampillas Postales y mantiene una estrecha relación con dos grandes instituciones de nuestro país como son Casa de Moneda de Chile y Empresa de Correos de Chile.

Historia del sello postal

¿Qué es un sello postal? El sello postal o estampilla es un pequeño trozo de papel, con variadas ilustraciones y diseños, utilizados principalmente para el franqueo del envío de una carta o correspondencia. La historia del sello postal no es muy antigua, al contrario de lo que ha sido la historia de los correos, para comprender mejor como fue que apareció el primer sello postal, se analizará una breve reseña de la historia del correo.

Orígenes del Correo

El correo como sistema de envío de correspondencia entre dos lugares, nace con la necesidad que surge del hombre de comunicarse con otras personas que se encuentran a distancia, para acortar esas distancias, se utilizaron varios medios, entre los cuales se encuentra la palabra. Teniendo unos 4000 años de existencia, las primeras cartas, fueron escritas por los Sumerios, quienes habitaban en el Golfo Pérsico y Babilonia unos 3100 años AC.

Con ello surge una nueva manera de comunicar las cosas, es decir, se da origen a la comunicación escrita, para enviar este tipo de mensaje se utilizó al "mensajero", es decir, una persona que llevara el mensaje escrito a su destino, fue el emperador Ciro, rey de los persas quien construyó postas en los caminos para mantenerse comunicado con las regiones más alejadas. Con el surgimiento de los primeros imperios y estados, éste tipo de comunicación se convirtió en algo fundamental estratégicamente para cada uno de los estados e imperios en formación, pues ayudaba a la unión y a la expansión del comercio que poseían.

En diferentes imperios se utilizaba el nuevo sistema de correo por ejemplo: en América los Incas tenían a los "Chasquis" quienes eran los encargados de traer y llevar valiosa información para el imperio.

En la América Española, se utilizaba el correo Mayor de Indias, se mandaba a través del "Propio" cuando se requería de una mayor seguridad en el envío, pero los costos eran igualmente altísimos.

En el siglo XIX, en Estados Unidos se utilizaba el "Pony Express", sistema de postas a caballo.

Luego con el desarrollo del nuevo sistema en diversas partes del mundo, se promulgó leyes que protegían la correspondencia y a quienes las transportaban, un derecho de aceptación Universal respecto a esto fue la inviolabilidad de la correspondencia.

Pero a pesar de todo, los costos del servicio seguían teniendo un gran valor, el sistema de pagos seguía siendo lento en su despacho y recepción cuando eran franqueadas (pagadas), desde el lugar de origen llevaban un timbre de goma identificando la oficina de despacho y con pluma y tinta la cantidad de cobro. Existen antecedentes que ya en Francia en 1653, China 1750 y Estados Unidos 1819 existieron ciertos intentos para solucionar el problema de la correspondencia, pero los sistemas no lograron imponerse. La solución al sistema de franqueo del servicio surge en Inglaterra, por medio del invento de Rowland Hill, el sello postal.

La historia Universal del correo se divide en tres grandes períodos: antes de la utilización de las marcas postales, el prefilatélico, que se caracterizó por las marcas postales, y a partir de la adopción de las estampillas adhesivas como medio para el pago de los correos.

Primer sello: sistema y función

El 6 de mayo del año 1840, surge el sello número 1, el famoso Penique Negro, fue justamente Rowland Hill, quien propuso un nuevo sistema de franqueo para la correspondencia, utilizando éstos pequeños rectángulos de papel conocidos como sellos postales o estampillas, en ellos se identifica el país y la tarifa pagada, el sistema fue novedoso en la medida de que la franquicia considera la uniformidad de los cobros por el peso de la pieza postal y se excluyen el factor distancia, toda una innovación para la época. En el año 1839, se realizó un concurso para el diseño de la primera estampilla, participaron unos 2500 diseños, por un premio de unas 600 libras esterlinas, esos diseños se expusieron en vitrinas en un salón del palacio de Buckingham, el jurado determinó que el sello no debía tener motivos simbólicos, eligiendo el diseño que representaba a la reciente reina coronada "Victoria". El primer sello postal, se originó en los talleres de Pekíns, Bacon and Company.

En ese entonces, en Inglaterra, 1 penique era el costo por pagar cuando el peso de la pieza postal era de (1/2 onza), con ello se conseguiría que nuevos usuarios utilizaran el original servicio. Así nació el primer sello postal (considerado en los catálogos de los filatélicos o coleccionistas).

Toda esta innovación propuesta por Hill, significó que lo nombraran caballero y la reforma consideraba que el sello, sería un adhesivo que, se pegaba en el sobre como especie de recibo por el franqueo que se cancelaba en el punto de origen, los sellos podían comprarse en pliegos, los usuarios podían usarlos en sus casas o lugares de trabajo, y si necesitaban enviar una carta podían hacerlo a través de buzones.

El cambio en el servicio de correos fue aceptado por millones de personas, eso quedó demostrado por los más de 60 millones de copias del Penique Negro.

A partir del primer sello y los elementos básicos del servicio postal, se rigió el resto del mundo y este pequeño formato rectangular engomado con un dibujo o ilustración fue adquiriendo nuevas características, además de la incorporación del dentado, para facilitar su separación.

Tipos de sellos

Cada país a través de sus servicios de correos postales emiten dos tipos de sellos básicos: los ordinarios y los conmemorativos.

Sellos ordinarios: son aquellos sellos postales que se emplean en el franqueo de los servicios postales. Se emiten en grandes tirajes y por lo general son monocromáticos.

Sellos Conmemorativos: son aquellos sellos que se emiten para conmemorar un hecho o a un personaje determinado que haya sido importante para la historia del país. Se imprimen en tirajes limitados, y se venden en tiempo limitado al público.

En Chile se han emitido otros tipos de sellos, entre ellos:

Sellos oficiales: son los sellos emitidos para el uso de dependencias fiscales y poderes del Estado. Por ejemplo los ESTANCOS, pertenecen a comercios con licencias especiales gubernamentales donde se encuentran todo tipo de papel timbrado oficial, letras de cambio, sellos de correos, papel del estado.

Sellos multas: son aquellos sellos que deben pagar los receptores de la carta, para completar el pago del franqueo, cuando éste no ha sido completado por el emisor.

Sellos de beneficencia: son aquellos sellos que tienen una tasa adicional al franqueo convenido, el cual va en beneficio a una institución, obra o programa de bien social.

Sellos telegráficos: son aquellos sellos utilizados igual que en los sellos postales, pero se usaron por el pago del franqueo en telegramas, en Chile se utilizó en el año 1841, raíz de la guerra civil.

Sellos con sobrecarga: son aquellos sellos emitidos con anterioridad y a través de una sobre impresión se les cambia el valor asignado inicialmente.

Sellos resellados: son aquellos sellos con sobrecarga pero que no se altera el valor inicial del sello (Ej.: resellados con el escudo Nacional).

Historia del sello postal en Chile

Para comprender cual es el desarrollo que ha tenido la historia del correo en Chile, es preciso, describirlo a través de dos períodos

I) El período Colonial 1540-1810

II) El período de la Independencia 1810-1853

El período Colonial 1540-1810

Con los avances en la expansión del territorio nacional, y el descubrimiento de nuevas ciudades, Don Pedro de Valdivia, se preocupa de la fundación de Santiago y Concepción, para mantener informada a la Corona de los adelantos necesita de un sistema de correspondencia, la utilizada es por vía marítima principalmente, poseen altos costos el sistema de "correos privados", especialmente utilizados por los militares y los religiosos.

La corona se encarga de implantar cambios en la circulación y el envío de correspondencia, estableciendo una especie de monopolio, en el sentido que exigirían que las cubiertas de las cartas se marcaran con un timbre indicativo del lugar de origen y se escribiera sobre ella el porte (reales), que era cobrado al destinatario.

En 1765, se nombra a Gregorio González Blanco, como administrador principal del Correo Marítimo en el reino de Chile, se incorpora el sistema "por pagar", en 1770 se conoce la marca CHYLE, que es autónoma a partir del año 1798, esta marca era un timbre que se utilizaba en la correspondencia, para identificar la procedencia. Si se realizaba un pago por el remitente se debía colocar un timbre o inscripción FRANCA, aplicada en algunas ocasiones a correspondencia oficial. A todo el período comprendido entre los años 1748 y 1853, año en que se emite el primer sello postal chileno.

Las tarifas se aplicaban en: Pliegos, Cartas y Encomiendas.

Y fueron establecidas en "Las Reales Ordenanzas, Instrucciones y Reglamentos aprobados para el Gobierno y el Manejo de la Renta de Estafetas, Correos y Postas del Perú y Chile" (Lima 24 de julio, 1777) y la "Ordenanza General de Correos, Postas, Caminos y demás tramos agregados a la superintendencia General" (8 de junio, 1794).

El período de la Independencia 1810-1853

Ya en el año 1811, se pueden ver las primeras manifestaciones postales, en la manera en que se cobraba de manera extra de un medio real a toda especie postal, para incrementar el Erario Fiscal.

En 1850, se encarga el estudio dd servido postal Europeo, con ello llegan nuevas ideas como:

La distribución de cartas sin aumento del precio o del porte. Buzones en calles y caminos. Diligencias de correos.

La vida en las nuevas ciudades según cronistas, a través del servicio postal, transformaba el movimiento qué en ellas existía generando un ambiente en el entorno cotidiano de la llegada y el envío de la correspondencia.

Por ley el 20 de octubre de 1852, se establecen tarifas para la correspondencia general y el uso de sellos adhesivos a partir del 1 de julio de 1853.

Primer sello postal chileno

El uso de los sellos postales en el servicio de correspondencia en Chile, surge por las mejorías que se implementaron al servicio en el territorio Nacional, entre ellas el uso del sello para evitar el engorroso sistema que se utilizaba de franqueo, puesto que las tarifas variaban según las distancias, el peso de las cartas etc., fue en el Gobierno de Manuel Montt y siendo administrador general de correos el señor Ramón Concha donde se adopta el uso de la estampilla postal, en 1848, por medio de una carta dirigida al Sr. Williams Wheelwrigth quien actuaba como representante de la firma inglesa PERKINS BACON & CO. quienes imprimían los sellos británicos, y fue a través de la firma Lyon Hnos. de Valparaíso, quienes actuaron como agentes en las negociaciones.

La firma británica hizo llegar a Chile, varias muestras tipos de diferentes grabados, se enviaron 5 proyectos de sellos, de los cuales se decidió el diseño que mostraba el busto de Colón, no se sabe con certeza quien diseño el primer sello pero se señala Alejandro Gcarelli como posible diseñador, quien fue director de la academia de pintura, lo que se sabe es que el diseño fue hecho en Chile en base a las muestras enviadas, el busto de Colón aparece ininterrumpidamente hasta 1910 en todas las estampillas.

Según el Catálogo Especializado de Sellos de Chile, editado en 1983, por ediciones Selchi, por la Sociedad Filatélica de Chile, se nombra como posibles grabadores de los primeros sellos a Gideon Fairmar, autor de una de las muestras o a William Humprys grabador de los primeros sellos de Nueva Zelanda que poseen el mismo fondo de los chilenos.

En cuanto al sistema de correos creció considerablemente y su éxito se basó en el cambio en sus procesos y funcionalidad, se convirtió en el único medio de comunicación existente para toda la población en general. La incorporación del sello postal marcó un adelanto significativo, agilizando el sistema y solucionando el problema del franqueo.

El primer sello postal chileno se conoce como "Colón de 5 centavos", y es el sello que además dio origen al coleccionismo Filatélico en Chile, los colores fueron pardo rojizo y azul brillante.

Lugares de Impresión de sellos Chilenos

En Chile los primeros sellos a utilizar, fueron impresos en Londres, Inglaterra en 1853 por la firma PERKINS BACON & CO. Chile así se convierte en el segundo país latinoamericano después de Brasil en usar sellos postales y décimo país en el mundo entero.

Los primeros sellos fueron impresos también en Chile en forma simultánea por la firma DESMEDRYL, variando sólo sus colores, el Colón de 5 ctvs fue rojizo claro y pardo rojizo oscuro y el de 10 ctvs. azul pizarra y azul oscuro.

Otros impresores fueron GILLET (1854), PERKINS BACON & C0.(1855), la administración de Santiago de Chile (1857) y nuevamente en Londres por PERKINS BACON &CO (1862).

Continuara…